Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

La Cigüeña. Nuestra vecina más viajera

JUNIO. Jesus Sola
JUNIO. Jesus Sola

Durante este tiempo que llevamos de primavera, no dejamos de ver por nuestros prados y dehesas esas “eternas vecinas” que cada año nos visitan sobre diciembre hasta mediados de julio. Nos referimos a las cigüeñas o ciconia ciconia (cigüeñas blancas). Siempre están ahí y sin embargo a veces poco conocemos de ellas.

Estas aves de plumaje blanco y negro y pico rojo suelen medir un metro de alto y su envergadura va de un metro y medio a dos. Son aves monógamas que se emparejan para toda la vida. Además, construyen entre ambos, macho y hembra, su nido e incuban sus huevos por igual durante 34 días aproximadamente. Un ejemplo de reparto equitativo de tareas.

Son además aves muy viajeras y gregarias. Las bandadas a veces están compuestas de miles de aves en sus rutas de migración hacia África, que curiosamente utilizan en corredor del Estrecho de Gibraltar muy sabiamente para aprovechar las corrientes térmicas y ahorrar energía.

Tradicionalmente están íntimamente ligadas al folklore. En nuestro caso castellano, con una jota dedicada a ella. A la literatura, con presencia en las fábulas de Esopo o cuentos de Hans Christian Andersen. A la heráldica con presencia en el escudo de la ciudad de La Haya o símbolo de Extremadura, y a la superstición, pues ver a la primera cigüeña y tener dinero en ese momento en el bolsillo “dicen” que traerá suerte para ese año. Sin duda es una vecina más de nuestro municipio protagonista de muchas instantáneas y de bellos “cantos” las tardes y noches de verano, que lo hacen especial. 

Turismo El Espinar

Te estábamos esperando

Te puede interesar

Newsletter