Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Maureen Choi, la magia del violín como voz solista, regresa el 20 de marzo al Teatro Gonzalo Menéndez Pidal

Cultura 08 de marzo de 2021 Por Redacción
Captura de pantalla 2021-03-08 a las 22.00.03
Maureen Choi

El cuarteto de Maureen Choi cuenta con un elenco de músicos de primer nivel y alto reconocimiento internacional. Su líder es una genial compositora y una violinista única y magnética, que provista de una técnica envidiable es capaz de hipnotizar al público con la sensibilidad que emana de su instrumento. Escucharla en directo es algo difícil de olvidar.

De familia coreana y nacida en Estados Unidos, se graduó de violín clásico en Michigan State University y jazz en Berklee College, donde ahora también es profesora. Forma su cuarteto en 2012 a su llegada a España y desde entonces han ganado competiciones internacionales de jazz y recorrido escenarios y festivales de toda España, realizando giras también por Estados Unidos y Asia. En 2016 presentaron su disco “Ida y Vuelta” en el prestigioso ciclo AIEnRuta-Jazz y en el mayor mercado de música del mundo, el Festival South by Southwest en Austin (Texas).

El ganador del Grammy Latino por su trayectoria, Larry Harlow, comenzó su crítica tras escucharlos con esta sentencia: “No todo está inventado en música. Este grupo capitaneado por la ya casi mítica y jovencísima violinista Maureen Choi, nos ofrece una lujosa mezcolanza de jazz, flamenco, folk, canción latina…, con un denominador común a todo, más allá de su originalidad: su calidad.”

En su último trabajo, Choi da un paso más en su afán por la fusión y se adentra junto a su banda aún más en la música española, entre el flamenco, el clásico español y el folklore, para volver a crear una música muy personal cargada de emotividad y originalidad. Esta motivación se vio recompensada al poner música a dos de los bailarines solistas del Ballet Nacional de España en un espectáculo que se estrenó en el Castillo de Tiedra (Valladolid) y que unía la danza española con la improvisación del mundo del jazz. 

Poco a poco, están revolucionando el panorama de la música improvisada y accediendo a otros mercados, inspirados por los ritmos y sonidos de la diáspora española, la música clásica y como no, el jazz. Esa búsqueda de su propia voz, rompiendo estereotipos de género, convierte sus conciertos en algo imposible de no admirar y que deja boquiabiertos a todos los públicos, sin necesidad de ser un amante del jazz y rompiendo con ese estigma de que la música improvisada es solo para “Club”.

Después de 7 años de trabajo juntos, más de 500 conciertos por todo el mundo y recabar excelentes críticas de la prensa especializada como Downbeat o All About Jazz, la banda ha alcanzado un nivel de madurez, interconexión, sutileza y musicalidad que es difícil de explicar. Ante este gigante de la música solo se puede decir: “No se lo pierdan, no se puede explicar sin ver”.

Este concierto cerrará la temporada de invierno y nos dejará a la espera de la próxima programación, que ya vaticinaron que abriría con el musical “La llamada”. 

Te puede interesar