Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Una treintena de personas, convocadas por el colectivo Yedra, conmemoran el Día Internacional de la Mujer

El Espinar 08 de marzo de 2021 Por Redacción
2021-03-08 18.05.02
Plaza La Corredera, El Espinar

La Plaza de La Corredera de El Espinar ha acogido una concentración, con todas las medidas de seguridad sanitarias, con motivo del "Día internacional de la mujer" donde los participantes han escuchado el comunicado que han leído varias componentes del colectivo feminista Yedra. Cada participante llevaba cartulinas con mensajes en favor de las mujeres. Finalizó la concentración con aplausos en memoria de las víctimas de violencia de género. 

Os dejamos el comunicado leído desde el kiosco de la plaza La Corredera:

"Buenas tardes, estamos hoy aquí conmemorando el 8M, día internacional de la mujer, dentro de las medidas sanitarias establecidas en los protocolos Covid. 
La pandemia ha aumentado la violencia de género y la desigualdad estructural.
Durante los primeros meses del confinamiento las llamadas al 016 superan a los tres años anteriores.
Nadie ha puesto en duda nuestra falta de responsabilidad al frente como sanitarias, cuidadoras, personal de limpieza, cajeras...
Un 84% del personal contratado en residencias son mujeres. Y el 66% del personal sanitario, de primera línea frente al virus, también.
Sin embargo se apela a nuestra responsabilidad de cara a las manifestaciones del 8M.
No somos un peligro para la salud, solo para el patriarcado. 
Nadie está reclamando manifestaciones masivas, solo pequeños actos simbólicos adaptados a la situación de la pandemia, con mucho cuidado y responsabilidad. 
Ante la emergencia social, el feminismo es esencial. 
Ya lo decía Simone de Beauvoir: "No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debeis permanecer vigilantes toda vuestra vida".
Y aquí estamos en la calle y donde haga falta. 
Estamos aquí, como ya estuvieron las sufragistas a principios del siglo pasado luchando por el derecho al voto. Como estuvieron Concepción Arenal, Rosalía de Castro y Emilia Pardo Bazán, defendiendo cambios jurídicos y educativos. 
Estamos como Clara Campoamor, que consiguió el verdadero sufragio universal en España y como Federica Montseny, la primera mujer en dirigir un ministerio de la historia española.
Estamos como todas aquellas que quisieron estudiar y, aunque quisieron impedírselo, lo consiguieron. Como Dolors Aleu, la primera médica española reconocida, precedida por Elena Maseras, quien pudo acceder a los estudios en medicina sin tener que disfrazarse de hombre (como otras tuvieron que hacer antes) pero a la que impidieron ejercer la profesión. O por la filósofa María Zambrano, una de las dos únicas mujeres que estudiaron el antiguo bachillerato en el Instituto de Segovia en 1913. 
Gracias a años de incansable lucha, las mujeres hemos conseguido derechos fundamentales, pero aún nos queda mucho por hacer. La explotación sexual y reproductiva, la desigualdad en oportunidades laborales, el techo de cristal, el hecho de que los cuidados recaigan sistemáticamente en nosotras (como ha demostrado esta pandemia) …en definitiva, los roles que nos destina el patriarcado siguen estando presentes en la sociedad. Por eso, aquí seguimos y aquí seguiremos, combatiéndolos, le pese a quien le pese. Por las pioneras que nos abrieron el camino, por nosotras que lo continuamos, y por nuestras hijas, que lo continuarán".

Video del 8M en El Espinar

Te puede interesar