Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Historia Natural de El Espinar: Robledales

Estación de El Espinar 15 de noviembre de 2020 Por Pedro Bigeriego y Juan Frutos
El Estepar detalle PQ
El Estepar detalle PQ

El artículo anterior de Historia Natural de El Espinar lo dedicamos a describir brevemente el roble melojo o chaparro (Quercus pyrenaica) y este lo dedicamos a los robledales que esta especie forma en el término, hoy una muestra muy reducida de lo que antaño fueron.
 
El roble melojo ocupa en El Espinar el piso medio entre la encina y el pino silvestre, si bien en algunas zonas de solana puede no ser tan clara esta división ( por ejemplo en la Cerca del Portillo) .Este franja altitudinal coincide con la de mayor actividad y presión humana en nuestra región y lleva desde antiguo siendo aprovechada y modificada para nuestros intereses. Hoy día, lo que fue una mancha continua de roble se encuentra ocupada por construcciones, prados y carreteras. Ya antes de las repoblaciones de pino silvestre y de que el bovino se estableciera sobre el ovino como principal ganadería de la región los robledales eran intensamente aprovechados para carbón y leña y aclarados para pastos.
 
Sea como fuere nos quedan en El Espinar masas de roble melojo en mejor o peor estado de conservación que como islas separadas en el paisaje nos muestran lo que antes fue un robledal continuo entre las poblaciones de San Rafael, La Estación, Prados y El Espinar. 

Aprovechando los colores amarillentos de sus hojas en otoño, veamos algunas de ellas.

Robledales San RaPQ
Vista de los robledales de San Rafael desde Cabeza Reina. No se presenta la urbanización “El Robledal” que quedaría a la derecha de fotografía por encima del núcleo de población. El de mayor superficie es la Cerca de los Guindos.

De Sanra al EspinarPQ
Principales robledales entre San Rafael y El Espinar. Saliendo de El Espinar hacia Ávila, se encuentran las importantes masas de la Dehesa Chica, la Mata de Santo Domingo y la Cerca del Portillo, todas ellas de altísimo valor ambiental. El Estepar fue monte de roble en su totalidad pero se repobló con pino silvestre hacia la mitad del pasado siglo.

El Estepar detalle PQ
Es interesante observar como el roble melojo reclama y compite con el pino silvestre en el monte de El Estepar a pesar de haber sido repoblado con este último. Pequeñas zonas que quedaron sin plantar, así como encontrarse cerca de su óptimo y su capacidad de rebrote hacen que la presencia del roble vaya en aumento.

Las CarbonerasPQ
En terrenos de La Estación se encuentran Las Carboneras que hablan del uso que se dio a estos robledales en los siglos anteriores.

Carbón Juan
La actividad de fabricación de carbón a partir de la madera de melojo fue importante durante el siglo pasado y anteriores y aún hoy día se puede ver sus indicios en el paraje de Las Carboneras.

Carboneras PORQUE
Viejo roble melojo en la zona de Las Carboneras de la Estación de El Espinar, testigo vivo de lo que anterior fue un bosque que su especie dominó hasta poco después de entrar el Siglo XX. Aunque ciertamente pocos, aun quedan ejemplares que seguramente sean centenarios esparcidos por el término.

Vemos pues, que el chaporro o melojo fue aprovechado desde antiguo, y que a esta altitud, y en estas tierras silíceas se encuentra cerca de su óptimo competitivo. Sólo el hacha del hombre y el diente del ganado logran que no reclame con fuerza sus dominios. Su pujanza puede ser observada en el monte de El Estepar donde lucha por hacerse hueco con el pino que plantaron en un monte que fue suyo. Sus masas aisladas tienen un enorme valor ambiental, paisajístico y, como vemos, también histórico. Por lo anterior y por su fauna y flora característica son un aporte fundamental a la biodiversidad del término.
 
El Espinar, noviembre 2020. © fotos y texto de los autores.
Pedro Bigeriego
Juan Frutos Sánchez

Te puede interesar