Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

La Junta mantiene la prohibición de las actividades extraescolares

Segovia provincia 22 de octubre de 2020 Por Adriana López
118505713_100793418429031_3537314042392265797_o

Varios representantes de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León (Secretario General, Jefe de Inspección y Director General de Innovación) se reunieron el miércoles 21 de octubre con los portavoces de la Asociación de Empresas de Servicios y Actividades Extraescolares de Castilla y León (ASAECYL). Dicha reunión, que ya había sido previamente demorada y pospuesta a instancias de la propia Junta, se celebró una semana más tarde de lo que estaba previsto y casi un mes después de la fecha en que dichas actividades deberían haber comenzado en los centros de enseñanza de la comunidad. 

La respuesta del gobierno autonómico, más allá de palabras positivas, fue la de mantener la prohibición de las extraescolares y emplazar a los representantes de ASAECYL a una nueva reunión dentro de 15 días para tomar “decisiones finales”, en función de la evolución de la pandemia del COVID-19. 

Desde la Junta, se reconoce el esfuerzo por parte de la asociación por haber elaborado un estricto protocolo sanitario que permita la realización de las actividades en un marco de seguridad para los participantes. Asimismo, se admite que apenas está habiendo contagios en los colegios y aplauden la actitud positiva y proactiva de trabajo a la hora de plantear soluciones que está llevando a cabo ASAECYL. Además reconocen desde Educación, que quizás Sanidad ahora es quien tiene la última palabra, ya que desde la anterior reunión, ASAECYL aceptó todas las solicitudes de la Consejería respecto del protocolo. Igualmente, coinciden en la necesidad urgente de regular a nivel regional un sector que, en opinión de los que se dedican a él, recibe una cantidad demasiado elevada de competencia desleal. 

Pese a todas estas alabanzas y asunciones, finalmente se volvió al punto de partida, en el que el gobierno regional lleva paralizado desde finales de agosto, alegando que lo alarmante de la situación sanitaria impide por el momento la aplicación de este tipo de propuestas. Cuando las “extraescolares” se están mostrando en el resto de España como un destacado enclave de seguridad sanitaria en los centros, tras la finalización de la educación reglada.

Dicha contestación ha caído como un jarro de agua fría en los profesionales, empresas, autónomos y trabajadores del sector, a quienes además les suena a que la Consejería no tiene ninguna intención de permitir las extraescolares durante el actual trimestre.  

Hay que recordar que, con este rechazo, la Junta de Castilla y León está destruyendo el empleo de miles de trabajadores y autónomos y dañando gravemente la estabilidad de cientos de empresas, cuando no abocándolas directamente al cierre. Sin embargo, el mayor perjuicio es para las propias familias y los niños y niñas de la comunidad, que se ven privados de una oferta educativa esencial para su desarrollo, de unas actividades seguras y reguladas donde llevar a sus hijos y para la conciliación de la vida laboral y familiar. 

Aunque el deseo de estos profesionales sigue siendo que haya extraescolares, por su capital importancia para los menores, las familias y el conjunto de la sociedad, se ven forzados a buscar esa otra vía a través de la cual se les pueda dar compensaciones y soluciones para poder sobrevivir a esta dramática situación. 

Te puede interesar