Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

El protocolo que regula la coordinación en los casos de Violencia de Género ya es una realidad

Región y provincia 16 de octubre de 2020 Por Adriana López
IMG-20201016-WA0012

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco Llamas, firmaron este viernes el protocolo para la coordinación en violencia de género en la Comunidad de Castilla y León. Dicho protocolo contiene modos de intercambio de información que requieran tanto los profesionales de los servicios sociales como de las Unidades de Violencia sobre la mujer de delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, para prestar a las mujeres víctimas de violencia de género, y a sus hijas e hijos menores una mejor atención. 

El objetivo del Protocolo es la coordinación de actuaciones entre la Consejería y la Delegación, garantizar la atención integral de las mujeres víctimas de violencia de género y las personas de ellas dependientes, mejora de la respuesta institucional, optimización de recursos y optimizar la atención a las mujeres víctimas. El elemento clave del protocolo es la intervención sobre los casos en los que no se haya materializado la denuncia pero se detecte la necesidad de atención, actuación o protección (según los datos de este 2020, de las 36 mujeres asesinadas, el 83.3% de estas mujeres no había denunciado).

El protocolo prevé que se cuidarán especialmente los casos de posibles menores víctimas de violencia de género que según los datos de la Delegación del Gobierno para la violencia de género, desde 2013, ascienden a 37 menores asesinados, 3 en este 2020. En todos los supuestos, la comunicación siempre se realizará a través de la Sección de la Mujer de la provincia correspondiente. 

Compromisos

La Delegación del Gobierno en Castilla y León se compromete a realizar las actuaciones, dentro de sus competencias, encaminadas a garantizar la seguridad de las víctimas usuarias de la Red de Atención a las víctimas de violencia de género, en especial cuando se producen los ingresos, traslados y salidas en dichos centros.

De igual forma, proporcionará la información oportuna a los profesionales dependientes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a nivel regional y provincial, cuando se produce un suceso de muerte por violencia de género, o de agresiones graves regulado en la Instrucción 3/2019 de la Delegada del Gobierno en Castilla y León sobre actuaciones en las subdelegaciones del Gobierno en caso de muerte o agresión grave por violencia de género en Castilla y León. También se proporcionará información en casos de riesgo alto y extremo y en situaciones de especial vulnerabilidad.

Por último, colaborará en la formación continua de los profesionales implicados, proporcionando a tal fin los medios personales o materiales de los que disponga.

Por su parte, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades proporcionará a los profesionales de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, en los asuntos que les correspondan, la información precisa para el desarrollo de sus funciones, en especial la comunicación de los ingresos, traslados y salidas de los centros de la Red de Atención a las víctimas de violencia de género, así como el intercambio de información en casos de muerte y agresiones graves. También se proporcionará la debida información en los casos que la valoración del riesgo policial considere el caso de riesgo alto y/o extremo y en los casos en que la valoración social apunte una situación de especial vulnerabilidad. También facilitarán información a la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer de la Delegación del Gobierno en Castilla y León. 

IMG-20201016-WA0009


Recursos implicados

La Delegación del Gobierno en Castilla y León cuenta con una Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer y nueve Unidades de Violencia sobre la Mujer, ubicadas en cada una de las nueve Subdelegaciones provinciales.


Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FFCCSE), son Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, organizados territorialmente para el seguimiento y protección en los casos de violencia de género, del siguiente modo: la Guardia Civil 9 Equipos Mujer Menor (EMUME), uno en cada provincia; y la Policía Nacional 16 comisarías en todas las capitales de provincia y en los municipios de más de 20.000 habitantes. Cada comisaría cuenta con una UNIDAD DE ATENCIÓN A LA FAMILIA Y MUJER (UFAM), Unidad  policial especializada en la lucha contra la violencia de género, doméstica y sexual. 

La Junta de Castilla y León a través de la Gerencia de Servicios Sociales, de la que depende orgánicamente la Dirección General de la Mujer, cuenta con 9 Secciones de Mujer ubicadas en cada una de las 9 Gerencias Territoriales de Servicios Sociales de cada provincia de la Comunidad. 


Procedimientos

El protocolo especifica las medidas de proceder de forma conjunta en cada supuesto (ingresos, salidas y traslados de los centros de acogida de la Red de Atención a la Mujer en Castilla y León), los procedimientos tanto en casos de muerte por violencia de género o agresiones graves como en situación de riesgo o de especial vulnerabilidad,

Para la coordinación de actuaciones en estos casos, se mantendrán reuniones mensuales entre las tres partes (Unidad de Violencia, Sección de Mujer y Corporación Local) para abordarlos desde una perspectiva multidisciplinar.


Valoraciones


El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, destacó la relevancia del protocolo, minucioso, -en el que se recogen los contactos de todos los servicios implicados en ambas administraciones-, para garantizar que las mujeres de la Comunidad Autónoma y sus hijos e hijas se encuentren en un sistema de protección seguro, implacable, que extreme las precauciones y evite que las estadísticas de víctimas sigan engrosándose.


Por su parte, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, reiteró la importancia de este Protocolo elaborado de forma conjunta ya que, al incluir nuevos procedimientos de actuación, por un lado se refuerzan los mecanismos de coordinación para la atención y protección a víctimas de violencia de género en Castilla y León y por otro, se consolida el compromiso entre ambas instituciones para seguir avanzando en la lucha contra este tipo de violencia. 




 

Te puede interesar