Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Perspectiva de un adolescente sobre el covid19

Consuelo Cuenca 04 de mayo de 2020 Por Mª Consuelo Cuenca
Actualmente, los datos parecen indicar un menor número de contagios, ingresos hospitalarios y muertes por la COVID-19. Por tanto, la ciudadanía, administraciones, empresas y agentes sociales comienzan a esbozar aproximaciones al escenario económico del postconfinamiento en la que se avecina una gran crisis económica e incertidumbre general.

Esta futura situación a la que todos le prestamos gran atención no debe de tapar el valioso esfuerzo, compromiso y capacidad de coordinación entre los diferentes equipos multidisciplinares a la hora de afrontar las consecuencias del la COVID19, ya que han sumado las fuerzas  de todos ellos para hacerle frente.

Me gustaría aprovechar este espacio para mostrar públicamente mi agradecimiento al buen quehacer de todos aquellos/as profesionales que en su ámbito de actuación están en la primera línea frente a la pandemia, que a pesar de las dificultades que han encontrado para adquirir el material de protección han seguido valerosamente en la lucha contra el coronavirus. Destacables son también, todos  aquellos profesionales que proporcionan servicios y abastecimiento de productos a la ciudadanía que pertenecen a la hostelería esencial, hoteles medicalizados, al transporte de viajeros y mercancías que es un sector enorme y de gran importancia estratégica para el sector  primario y secundario, a los profesionales  de las actividades financieras y seguros, servicios tecnológicos, energéticos básicos, mantenimiento y limpieza, entidades funerarias, medios de comunicación e internet, de educación y formación, promotores de la cultura, ocio, deportes y espectáculos, entre otros. 

Ante la situación de la crisis sanitaria que vivimos, es memorable la respuesta de  la asistencia a la ciudadanía por parte personal de diferentes instituciones  como los Servicios de Emergencias Médicas, Bomberos, Protección Civil, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Unidad Militar de Emergencias de las Fuerzas Armadas Españolas, que vienen actuando a nivel local, autonómico, nacional, y cuya finalidad es contribuir a la seguridad y bienestar de los ciudadanos.

Y junto a todo ello, desde los más pequeños hasta los más mayores, hay que destacar su generosidad, comprensión y esfuerzo para no salir a la calle y quedarse en casa con el fin de no poner en riesgo su salud o la de las personas de su entorno. 

En esta época de confinamiento, las nuevas tecnologías nos han facilitado la conectividad y la comunicación con los demás. Se realizan mayor número de videoconferencias y con mayor frecuencia. No sólo se destinan para el teletrabajo, sino también como una forma para mantener el contacto en remoto con la familia o amistades. 

En ocasiones, de forma errónea tendemos a pensar que los menores no se percatan de la situación actual o que minimizan las consecuencias del coronavirus. Sin embargo, entre las conversaciones que he realizado on line, una de ellas fue muy significativa, la mantenida con un adolescente respecto a las actuaciones básicas que venían desarrollando los diferentes profesionales frente al coronavirus. Es importante destacar el análisis de la situación que viene viviendo. En un lenguaje arreglo a su edad llega a clarificar el rol y funciones de cada profesional de forma objetiva. Refleja, con independencia de su juventud, una conciencia del problema de salud nacional e internacional, y manifiesta su gran admiración hacia los profesionales que intervienen para paliar las consecuencias del coronavirus.  Al  margen de estereotipos, explica los diferentes roles y funciones  profesionales. Expone como la profesión médica desempeña tareas encaminadas a afrontar problemas de salud, identifica y diagnostica enfermedades, aplica el conjunto de conocimientos  especializados, tienen espíritu de servicio, presta la mejor asistencia médica posible y persigue el beneficio de la salud del paciente o comunidad antes que el de la propia persona. 

La enfermería es considerada como una profesión con un campo competencial propio, cuyo servicio está encaminado a satisfacer las necesidades de salud de las personas sanas o enfermas, individual o colectivamente. Es decir, que su labor basada en la calidad humana es ir más allá de la pura técnica científica.

Señala que en los equipos de enfermería se cuenta con técnicos en cuidados auxiliares de enfermería para proporcionar cuidados a los pacientes y actuar en diversas áreas de la atención sanitaria, tanto a nivel comunitario como especializado. 

El trabajador social es definido en función al desarrollo de su labor en el marco de ámbitos organizativos, buscando cómo proporcionar recursos y prestaciones a diversos sectores de la población a nivel micro, meso y macro social. Indica  que los Trabajadores Sociales  promueven activamente el cambio y desarrollo social de las personas, actúan preventivamente ante posibles situaciones que pueden derivar en problemas en la relaciones entre individuos, o entre éstos y su entorno social. Buscan  garantizar a toda persona, grupo o comunidad  la igualdad de oportunidades, el acceso a recursos y el apoyo para cubrir sus necesidades; sobre todo las que se encuentran en situación de vulnerabilidad o de desventaja social. Señala como el ámbito de sus competencias el área de lo social en colaboración con otros profesionales, instituciones u organizaciones. 

Desde una perspectiva biológica, psicológica y social, entiende la figura del Psicólogo/a como experto en el comportamiento humano, que utiliza una metodología específica para entender, aliviar y ayuda a manejar los trastornos psicológicos, el malestar emocional, los problemas de conducta, las relaciones con otras persona mediante diferentes técnicas y procedimientos de intervención, resultado de los conocimientos adquiridos en la práctica de la Psicología Aplicada, que ayudan a mejorar el bienestar psíquico.  Es decir, entiende que el profesional de la Psicología actúa a nivel de prevención, evaluación, tratamiento o investigación a nivel individual o como miembro de un equipo terapéutico.

Ante la exposición realizada por este joven podemos entender que no es la edad cronológica la que marca el final de la adolescencia, sino la madurez. El joven muestra una capacidad para discriminar y diferenciar entre lo correcto, lo laudable y aceptable, y lo que es equívoco o perjudicial. 

El confinamiento de adolescentes en casa durante la crisis del coronavirus puede llegar a ser más difícil para ellos cuando no tienen la madurez suficiente para entender la situación como las personas adultas. Sin embargo, para otros no es tan duro ya que estos jóvenes se caracterizan por la responsabilidad, flexibilidad, y respeto por las normas y límites establecidos por los padres. Cuestión que podría explicar la ausencia de quebrantamientos del aislamiento, salvo casos excepcionales.

<<Fija tu rumbo a una estrella y podrás navegar a través de cualquier tormenta>>. Leonardo Da Vinci.

Te puede interesar