Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Livianas y provincianas abren el Teatro Gonzalo Menéndez Pidal el próximo sábado 27 de junio a las 20,30 hrs

Cultura 22 de junio de 2020 Por Redacción
Teaser de "Es mi hombre"

Este sábado, el teatro Gonzalo Menéndez Pidal de El Espinar abre de nuevo sus puertas, tras más de 3 meses, con un espectáculo original "Livianas y provincianas", proyecto de Paloma García Consuegra e Irene Domínguez, ganadoras del premio del jurado en Encinart 2017 y del premio del público en el Ayuntamiento de El Puig el pasado año

Nacidas de la pasión

Hay un momento en la vida en que cada artista se plantea qué es lo que realmente quiere hacer con su carrera. Nosotras hemos encontrado con Livianas Provincianas un camino para la investigación, la divulgación, el crecimiento artístico y el disfrute personal en algo que realmente nos apasiona. Y queremos compartirlo con los demás. Livianas Provincianas es una apuesta a largo plazo y como tal la presentamos. Como primer espectáculo de la compañía presentamos: Es mi hombre.

¿Livianas yprovincianas?

Livianas Provincianas es el proyecto personal de Paloma García-Consuegra e Irene Domínguez, ambas actrices y cantantes formadas en la RESAD. Hace ya casi diez años nos encontramos por casualidad con el repertorio olvidado de los cuplés, y desde entonces no hemos parado de investigar sobre este género castizo pero universal, pícaro pero inocente, popular pero también denostado en muchos momentos de la historia de nuestro país. Antes que nosotras muchas mujeres artistas se ganaron la vida cantando estas canciones que hoy por hoy están en vías de extinción.

Nuestro espectáculo es un homenaje a esas luchadoras y tiene la firme voluntad de revitalizar este tesoro musical y descubrirlo a las nuevas generaciones conuna mirada contemporánea.

La obra: ES MI HOMBRE

El del cuplé es un mundo de contradicciones: las cupletistas, encontrándose en una posición social que las situaba entre el arte y la prostitución, sin embargo gozaban de mayor libertad que ninguna otra mujer en su época. Vivían de su cuerpo pero podían expresarse libremente.

Nuestra investigación escénica arranca de una pregunta: ¿qué papel pudo desempeñar el género del cuplé dentro del proceso de liberación femenina del siglo XX? Con este punto de partida hemos recopilado distintas letras de canciones del género para releerlas desde una perspectiva feminista. Y así nos topamos con el cuplé que da título al espectáculo, Es mi hombre, un tema popularizado en España por Sara Montiel que defiende una visión del amor donde se habla de los malos tratos a la mujer y de la dominación masculina en términos de posesión y subordinación.

La intención es generar debate en el público contemporáneo poniendo las letras de esas canciones antiguas en boca de dos mujeres jóvenes, enfrentar el “Si me pega me da igual, es natural ”que cantaba la Montiel en la Posguerra con el “Who run the world? Girls ”que ruge Beyoncé a día de hoy".

Es mi hombre es un espectáculo de cabaret donde a través de los cuplés las dos intérpretes, acompañadas de un pianista, cuestionan los roles de género, el concepto del amor romántico y el papel de la mujer en nuestra sociedad desde principios del siglo XX hasta la actualidad.

Jugando con las convenciones de los espectáculos de revista (humor, variedades, erotismo, interacción con el público...) hemos construido un cabaret muy divertido y gamberro, pero también político, porque las construcciones sociales de la masculinidad y la feminidad son políticas.

Foto LIVIANAS 1

¿Qué vas a a ver en la obra?

Livianas Provincianas es el nombre artístico que han elegido la Berta y la Reme, dos modistas de pueblo que trabajan en Madrid en su propio taller de costura clandestino, pero que también cortan trajes a domicilio. Entre pespunte y pespunte, van recordando los cuplés clásicos (algunos dramáticos pero la mayoría picantones), canciones que les han cantado las mujeres más importantes de sus vidas y que les han servido como educación sentimental y de género. Ante la mirada de sus potenciales clientes, que son los espectadores, y como estrategia de venta de sus modelos, van rememorando fragmentos de sus biografías, sus sueños, anhelos, frustraciones... hasta desnudar más sus almas que sus cuerpos.

Foto LIVIANAS 3 maletas

Te puede interesar