Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

CUATRO AÑOS SIN SOLUCIÓN A LA TRAVESÍA DE SAN RAFAEL

San Rafael 12 de septiembre de 2021 Por Juan Manuel Gea
Lugar del accidente
Lugar del accidente

El tiempo dicen que cura las heridas, pero jamás elimina las cicatrices. Esas cicatrices son las que nos recuerdan los daños, las penas y que nos hacen tener más presente que nunca lo ocurrido. 

Para la gran mayoría el 13 de septiembre es una fecha más en el calendario, para otros es una fecha que jamás podremos olvidar y que fue ese día que nunca hubiéramos querido vivir. 

El tiempo pasa y lejos de ir viendo solución al problema que sufre San Rafael con el tráfico asfixiante, la inseguridad aumenta. Los accidentes en la travesía de San Rafael cualquier día pueden traer una nueva desgracia, es simplemente estadística y la posibilidad está más cerca, volver a sufrir un accidente mortal. 

Durante estos cuatro años hemos escuchado a políticos locales, autonómicos y estatales decir que el problema se iba a solucionar. 

A nivel de política local hace cuatro años, la entonces alcaldesa, dijo que daban tres meses para poner solución al problema de la travesía de San Rafael, también se llegó a un acuerdo de pleno, unánime por parte de todos los grupos políticos, para ejercer presión para solucionar el problema. El actual equipo de gobierno ha indicado que se saldría a la calle y se cortaría la Travesía demandando soluciones al problema… 

A nivel autonómico el Consejero de Fomento, Suarez-Quiñones, lleva repitiendo durante cuatros años que San Rafael necesita una solución al problema del tráfico, tanto cuando su grupo político gobernaba a nivel estatal como ahora que está en la oposición. 

Y por último a nivel nacional y competente a la hora de dar solución sólo dan largas al problema y no se le otorga euro alguno en los Presupuestos Generales del Estado para poner solución. 

Cuatro años son tiempo más que suficiente para buscar soluciones y todos tenemos claro hacía donde deben ir esas soluciones y más después del camino que han tomado el Gobierno en la AP-1, AP-2, AP-7 … y muchas otras vías de peaje que son dadas en concesión para ser explotadas por entidades privadas. 

En el caso de la AP-6 hubo la oportunidad de hacerlo efectivo en Abril de 2020, pero el Gobierno no lo creyó oportuno, prolongando la concesión como consecuencias de las artimañas fiscales y legales que anteriores gobiernos diseñaron, siendo el fin de la actual concesión el año 2029, siempre y cuando no hagan una nueva jugada y lo amplíen hasta 2032. 

Para muchos ocho años no es nada, pero para otros será una eternidad y lo único que deseamos es que para otros no sea demasiado tarde. El peligro es evidente, el miedo libre y al final quien pierde siempre son los mismos, los que viven el día a día en San Rafael y sufren el tráfico y la incomodidades que este genera. 

Esperamos y deseamos que esta pesadilla acabe cuanto antes y que los políticos, de todo nivel y color, hagan su trabajo: atender a las necesidades de la ciudadanía y no a intereses privados. Si esto no ocurre deberemos ser los ciudadanos, quienes decidimos quién debe gobernar, los que debemos reclamar sus actuaciones y que rindan cuentas sobre las mismas. 

Te puede interesar