Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Operativo de lucha contra incendios forestales para proteger los bosques de Castilla y León

Castilla y León 25 de junio de 2021 Por Redacción

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones –acompañado por el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz, y delegados y secretarios territoriales de la Junta en las nueve provincias-, ha presentado hoy el operativo de lucha contra incendios forestales para este campaña 2021, en días previos al inicio de la época de peligro alto (EPA) de incendios, que abarcará, en principio, los meses de julio, agosto y septiembre, sin perjuicio de ampliar este período si fuera necesario. Todo ello sin olvidar que la campaña es permanente (del 1 de enero al 31 de diciembre), atendida desde los diez centros de mando -los nueve provinciales (CPM) y el regional (CAM)-, y que el operativo está disponible y activo todo el año, dimensionándose en función de las circunstancias de riesgo y de las actividades a realizar en cada época del año, organizando semanalmente y reforzándose al máximo despliegue para la cobertura de los meses de mayor riesgo.
Previamente a esta presentación ante los medios de comunicación, el consejero se ha reunido con los delegados y delegadas territoriales y secretario territoriales de las nueve provincias, con el fin de maximizar la coordinación y la información.

Últimos meses, bajos en siniestralidad
Al igual que el pasado año, en 2021 la época de peligro alto de incendios viene precedida por un descenso muy significativo en todos los índices de enero a mayo, salvo en el porcentaje de conatos que sube un 14 % (73% frente a una media del 59% del último decenio), produciéndose de enero a mayo 419 incendios (menos del 38% respecto a la media del último decenio, 671), 1.421 hectáreas forestales quemadas (menos del 70% respecto a la media del último decenio 4.737 ha) y 136 hectáreas arboladas quemadas (menos del 78% respecto a la media del último decenio, 622 ha), no habiéndose producido ningún gran incendio forestal (GIF) en este período.

Los datos estadísticos se pueden considerar como buenos, con bajas cifras de siniestralidad, a pesar de las condiciones meteorológicas no muy favorables: noviembre fue un mes cálido y seco, sobre todo en el norte donde hubo un déficit importante de precipitación; diciembre y enero fueron unos meses dentro de la normalidad y destacó el mes de febrero por su abundancia de precipitación y temperaturas superiores a las normales para ese mes; marzo fue cálido y muy seco  (llovió un 37% de la media para ese mes); abril fue un mes dentro de la normalidad y mayo fue un mes con temperaturas normales pero seco (llovió un 57% de la media para ese mes); el actual mes de junio comenzó con altas temperaturas y escasas precipitaciones, pero esa tónica cambió a partir de mediados, convirtiéndose ahora en un mes donde la precipitación acumulada está por encima de la media y las temperaturas son más bajas de lo habitual para esta época.

No obstante, debido a las condiciones de riesgo, se han declarado en varias ocasiones época de peligro medio de incendios forestales (EPA): del 19 al 31 de marzo, en las provincias Ávila, León, Salamanca y Zamora; del 28 al 30 de mayo en las provincias de Ávila y León y en las provincias del Oeste y Sur, que son las que contemplan mayor siniestralidad, y del 1 al 4 de abril y del 11 al 30 de junio, en toda la Comunidad. 
Desde el pasado día 11 de junio, aunque la dinámica del número incendios es inferior a la habitual en esta época del año, ante el incremento significativo de riesgo meteorológico y la inestabilidad atmosférica prevista, se ha declarado peligro medio de incendios en toda la Comunidad, lo que implica un incremento de los medios disponibles y la movilización de personal de guardias. El operativo dispone de un amplio despliegue de medios que se completará al entrar en julio, según se señala más adelante en esta información.

La estadística señala que si se llega a junio con elevados contenidos de humedad leñosa en arbolado y arbustiva y pocos incendios, tenemos veranos más bien de riesgo moderado y baja incidencia de incendios. Esa humedad hace que los incendios sean menos agresivos, rápidos y convectivos. Pero en cualquier caso es aventurado pronosticar que va a ocurrir este verano pues el tiempo atmosférico puede trastocar las previsiones, si existe una intensa ola de calor y bajas precipitaciones. Por ello hay que insistir en la prevención y en las recomendaciones a los ciudadanos.

Operativo 2021 en Castilla y León durante la EPA, con novedades
Para la Junta de Castilla y León, “la lucha contra los incendios forestales es una prioridad, garantizando por ello la disponibilidad de recursos para dotar un modelo que ha demostrado su alta eficiencia y eficacia e introduciendo progresivamente las oportunas mejoras estructurales y organizativas y de las condiciones laborales del personal que integra el operativo”, ha señalado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, quien ha recordado que se trata de un operativo, en este caso en época de peligro alto (EPA), que presta un servicio “básico, esencial, durante todo el año, y organizado y dimensionado semanalmente en función de las circunstancias de riesgo y de las actividades a realizar, y reforzado hasta su máximo despliegue durante la época de mayor riesgo en la que entramos, la época de peligro alto de incendios”.

Te puede interesar