Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

A la espera del apoyo municipal

El Espinar 13 de mayo de 2021 Por I. Aguilera. Programa Atajo
La Tejera
La Tejera

El programa Atajo anuncia para esta primavera la puesta en marcha de otros dos paseos didácticos.

El programa Atajo se niega a dormirse en los laureles, tras identificar varios campamentos romanos de asedio en torno al colosal asentamiento de Canto-Los Hierros, aquellos los únicos en la provincia y los primeros en el mediodía del valle del Duero, y este el más extenso de Segovia, y sin paralelos a nivel peninsular. Así lo demuestra poniendo ahora a disposición del público en general nuevos itinerarios guiados para caminantes como reclamo cultural del municipio.

A pesar de la repercusión sin precedentes de la primera investigación arqueológica que ha llevado a cabo sobre el termino de El Espinar, y mientras sigue aun a la espera del papel de la administración local ante la próxima campaña sobre los hallazgos, el promotor de dicho programa cultural, I. Aguilera, sigue obcecado en hacer accesible el atractivo legado de este territorio segoviano. "Después de tanto tiempo formando parte de este paisaje considero de vital importancia el ofrecer, a quienes quieran conocerlo, todo lo que poco a poco ha ido desvelando a mi paso", apunta el historiador.

Y es que no deja ser sorprendente que desde el equipo de gobierno actual aun no se haya dado ninguna respuesta a la invitación de posicionarse como entidad promotora del único proyecto arqueológico sobre el termino, a la instancia para consulta de documentación histórica del archivo local para completar la investigación en curso, a la petición de renovar la pestaña de historia en la página oficial de El Espinar, a la solicitud de permiso para actividad arqueológica este año en finca publica, o, en definitiva, a la oferta de prestación de servicio científico-técnico para generar recursos económicos desde la cultura. Todo ello mientras el asentamiento de Canto-Los Hierros figura con personalidad propia desde febrero en la nueva obra de historia segoviana editada por la diputación provincial, la memoria de la intervención ejecutada el pasado otoño ha sido aprobada en marzo por la dirección general de patrimonio cultural en Valladolid (los materiales recuperados forman parte ya de los fondos del museo de Segovia y el campamento romano intervenido, con su respectivo código, del inventario autonómico de bienes arqueológicos) y El Espinar y sus localidades recorren desde abril los medios de comunicación hasta Australia sin aparecer, por contra, en ninguna de las redes sociales oficiales del ayuntamiento ni tampoco en la agenda cultural del resto de los partidos representantes del vecindario.

Mientras, y bajo la mencionada pretensión, el programa Atajo ha diseñado un par de excursiones que se suman a las ya existentes sobre cigüeñas, minería y molinos, y donde la calidad basada en la investigación rigurosa y el trato cercano es su principal distintivo. Frente al uso de señaletica: paneles, indicaciones, etc., y de otros tipos de contaminación en el medio silvestre, como la generada por la presencia creciente de vehículos motorizados con fines recreativos, estas actividades son una alternativa de ocio con el debido respeto hacia la reserva de la biosfera.

Una de ellas se centra en parte sobre la arquitectura militar del Guadarrama y ha tenido su salida oficial el pasado día 2 de mayo. Con el título Tras los pasos de la cordillera, quería poner de manifiesto su apoyo en concreto a la catalogación arqueológica de todos los restos del pasado enfrentamiento sitos en el término y al papel de investigadores locales en el tema como J. Vazquez, para evitar así afirmaciones desacertadas y alcanzar una visión integral del conflicto en el que tuvieron lugar. "En torno al puerto de El León no existen ni bunkers ni blocaos y las relevantes evidencias de esta línea del frente no se encuentran exclusivamente en la divisoria, sino que se repartirían por múltiples localizaciones de la vertiente espinariega", afirma taxativamente. 

La segunda dará cabida a la tejera de Mata-Las Borras y de la cual destaca el investigador la factura de los dos brocales de pozo que integran el complejo etnográfico. El mismo programa Atajo propicio la difusión de su excepcionalidad a mediados del 2019, coincidiendo con el descalabro ecológico que implicaba la ampliación de la SG-500 y que a día de hoy quedaría pendiente de una drástica reducción de velocidad en todo su recorrido. En este caso se usarán varios oficios ya desaparecidos para hacer ver hasta qué punto los condicionantes naturales pueden decidir los rasgos tradicionales de un territorio. "En gran medida nuestra cultura es deudora del clima Holoceno por lo que, al igual que pretenden estas actividades, debemos adaptarnos al marco ambiental que nos determina, ya que sin él, -recalca el arqueólogo- no somos nada".

Así pues, el programa Atajo continua su camino y con confianza plena en el inmediato apoyo institucional por parte del ayuntamiento de El Espinar, y en la buena acogida de una apuesta cultural que solo busca oxigenar el rural en momentos de tanta incertidumbre como los actuales.

Programa Atajo

Te puede interesar