Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

El Espinar. Agrupación de espinos

Estación de El Espinar 12 de mayo de 2021 Por Juan Frutos Sánchez y Pedro Bigeriego
Línea de espinos negros en flor, por delante de un gran peral, en el paraje del Molino del Bosque.
Línea de espinos negros en flor, por delante de un gran peral, en el paraje del Molino del Bosque.

Un espinar es un conjunto de espinos. Posiblemente nuestro pueblo El Espinar, tomó el nombre por la abundancia de estos arbustos y arbolillos de varias especies que poseen espinas, bien puede ser zarzamoras, rosales silvestres, majuelos y endrinos, como más numerosos y todos parientes. Nos fijaremos en dos hermanos de la misma familia " el feo y el guapo". el espino negro (" el hermano feo"), no llegara a tener altura de árbol y se agrupa firmando masas arbustivas que no superan los 4 metros. El que antes florece, y nos fijarnos en él, durante los primeros días primaverales, ya que cualquier helada que supere los -5°C marchitará los blancos pétalos y se acabará el espectáculo. Iniciada la primavera y antes de aparecer sus hojas, el espino negro o endrino (prunus spinosa), despliega su apretada floración de blanco un poco apagado, a diferencia de sus hermanos cultivados perales, ciruelos y silvestres majuelos, de blancos níveos. Sus hojas pequeñas nacen después de sus pequeñas flores. El espino negro cuenta con propiedades medicinales, usándose sus flores contra el estreñimiento y sus frutos contra la diarrea. Su fruto es una pequeña ciruela color violáceo de sabor agridulce, que en otoño se busca para añadirla y aromatizar el orujo. Del 1 al 20 de abril estuvo en plena floración en El Espinar, ofreciendo un festín para insectos polinizadores. Se puede disfrutar sin bajarse del coche por cunetas, prados y márgenes fluviales. El endrino, pasa desapercibido el resto del año y destaca más que ningún arbusto silvestre, durante su escaso mes de floración. El Espinar presenta gran cantidad de espinos negros, recorriendo márgenes de ríos y arroyos, desplazado a los linderos de caminos y cañadas, así como pegados a las paredes de huertas y prados, donde se han dejado para evitar el escape del ganado. Tiene que pasar un mes, para que a primeros de mayo se distinga aún más por El Espinar a su hermano guapo, el espino blanco o majuelo (Crataegus monogyna), mas independiente y con más altura. El majuelo es poco sociable "el chulito", muy repartido por nuestro término, incluso capaz de vivir dentro de los oscuros pinares y en cualquier terreno. De floración más tardía que su hermano ("el feo") de un blanco insuperable y fragancia embriagadora, la disfrutaremos este mes de mayo. Hojas bonitas y frutos rojos que salvan del hambre a los animales en el crudo invierno. Los pájaros juegan un papel principal en la dispersión de ambos espinos, al consumir con avidez sus frutos y trasladar sus semillas duras e indigestibles a otros lugares más alejados. Así aparecen nuevos espinares colonizando nuestros campos. Es muy vecero, o sea, tiene años de cosechas importantes, destacamos la del 2020 que fue impresionante en todo el Continente. Le gusta la humedad de los arroyos y resiste la sequía a campo abierto, donde a sobrevivido al diente del ganado, por sus defensivas espinas. Su madera rojiza es excelente, se usó para hacer bastones de gran calidad. Llega el mes de mayo y es obligado darse un paseo por las cañadas, caminos y dehesas comunales, evitando los oscuros pinares, paseando por paisajes despejados y disfrutando de los blancos luminosos de estos espinares.

Detalle de un majuelo en flor

Te puede interesar