Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

"Ayudas, fondos y vacunas" Articulo de opinión

Segovia provincia 20 de abril de 2021 Por Andrés Ortega
FES
FES

Hemos iniciado un nuevo trimestre económico en un contexto más desfavorable del que preveíamos, fundamentalmente por el aún insuficiente nivel de población vacunada, los nuevos repuntes en contagios y ocupación de las UCIs, las sucesivas restricciones a la actividad y, en general, un índice de confianza empresarial bajo.

Nuestras expectativas se han visto frenadas como lo han hecho las previsiones del propio Gobierno, que ha rebajado en más de tres puntos, del 9,8% de crecimiento que vaticinó en octubre al 6,5% de ahora. Los efectos negativos de la pandemia en la salud y en la economía se prolongan más de lo que esperábamos y lo cierto es que para las empresas esta travesía del desierto está siendo tremendamente dura.

En alguna ocasión he dicho que para las organizaciones empresariales como FES esta crisis súbita, inesperada, aguda y profunda está suponiendo un reto de trabajo importantísimo. Está en nuestro ADN plantear y defender las demandas y reivindicaciones de nuestras empresas, pero en este largo año desde el primer Estado de Alarma el reto ha crecido exponencialmente.

Centramos nuestros esfuerzos en asesorar a los empresarios en los peores meses de confinamiento y restricciones, atendiendo cerca de 2.000 consultas cada semana. Y ahora lo estamos haciendo, desde hace meses ya, en reclamar las ayudas que se necesitan para no acabar de un plumazo con la existencia de miles de empresas viables, con las trayectorias empresariales de miles de proyectos detrás de los cuales hay esfuerzo, talento, vidas y puestos de trabajo.

Los empresarios de la provincia de Segovia demostraron su solidaridad, su generosidad, en la histórica campaña de donaciones que FES tuvo el honor de impulsar junto a la Cámara de Comercio. Quizá en su peor momento económico y en uno de los contextos más difíciles que se pueden imaginar. Son estos mismos empresarios, grandes, pequeños, autónomos, negocios familiares… los que merecen ahora que desde las Administraciones no se les deje caer.

Sé que la sociedad entiende que nuestra demanda de ayudas, de recursos, de incentivos, es justa y se orienta al beneficio de toda la sociedad, de la que las empresas forman parte indisoluble porque es en el marco en el que pagan impuestos, hacen desarrollarse el territorio, fijan población y contribuyen al bienestar colectivo. 
Desde la Federación estamos muy atentos, y estamos trabajando en esta materia, para que parte de los fondos europeos lleguen de manera efectiva a las pymes y no solo de forma indirecta mediante lo que puedan generar los grandes proyectos tractores. Nos parece fundamental trabajar para desmentir eso de que el dinero de Europa no llegará a las pequeñas empresas, y ahí vamos a estar. Como recordó el Rey Felipe VI en la reciente entrega de los premios CEPYME, “las pymes sois la base de la economía española, generáis más del 60 por ciento de la riqueza y el 70 por ciento del empleo”.
 
Atentos también a los criterios y plazos con los que se distribuirán las ayudas directas anunciadas por el Gobierno para atenuar los efectos de la crisis. Queremos que el Ejecutivo regional, y tenemos su compromiso en ese sentido, explique de primera mano al tejido empresarial segoviano cómo pueden acceder, porque es vital. Esperamos que se confirme la partida adicional de 163 millones que aportaría la Junta para alcanzar los 395 millones de euros.

Son dos líneas fundamentales que sin embargo deben reforzarse con más aportaciones de liquidez y con acciones que permitan recuperar los índices de actividad y negocio de tantas empresas que han estado paradas o funcionando a rendimiento mínimo. En este terreno trabajamos dentro de los órganos de Diálogo Social en los que estamos representados, y de los que van emanando algunas noticias positivas en este sentido.
Si la vacunación avanza convenientemente, y es urgente acelerar el calendario porque hoy por hoy es la medida que mayor impacto positivo tendría en la economía, empezaremos a vislumbrar un nuevo escenario con cada vez menos restricciones y limitaciones. 

Los empresarios de la provincia necesitan ahora ese empuje y tanto nosotros como las distintas administraciones debemos tener preparado un plan para que la reactivación sea rápida y general, llegando a todos los sectores.  FES lleva semanas en esta tarea, contando con las aportaciones de los grupos de trabajo que hemos creado y de los extraordinarios empresarios y empresarias que los integrantes.
 
Andrés Ortega García. Presidente de FES

Te puede interesar